Coronariopatía Prevenção

¿Alimentos ultraprocesados aumentan el riesgo de problemas cardiovasculares?

Esta publicação também está disponível em: Português Español

Todo el mundo ya escuchó hablar que la comida rápida también llamada ¨fast food¨, es perjudicial para la salud. Varias directrices enfatizan la importancia de consumir alimentos mínimamente procesados, como frutas, vegetales y cereales integrales. Pero las mismas directrices no comentan con tanta vehemencia sobre la cuestión de si debemos reducir (y en qué medida) el consumo de comidas ultraprocesadas (ej. galletas, fast food, refrescos, comidas congeladas). Esta diferencia puede ser atribuida a la escasez de estudios que investiguen la asociación entre resultados cardiovasculares y alimentos ultraprocesados. En un reciente artículo publicado en la revista JAMA (1), los autores investigaron las asociaciones entre los alimentos ultraprocesados, la incidencia y mortalidad de las enfermedades cardiovasculares, a través, del estudio de corte de Framingham (si, ¡el y sus eternas ramificaciones!).

En ese estudio fueron incluidos 3003 adultos saludables. Los datos dietéticos, extraídos de cuestionarios, medidas antropométricas, factores sociodemográficos y de estilo de vida fueron recolectados entre 1991 e 2008. Los datos sobre la incidencia y mortalidad de las enfermedades cardiovasculares estaban disponibles hasta 2014 y 2017, respectivamente.

Durante el seguimiento (de 1991 hasta 2014/2017), fueron identificados 251 casos de enfermedades cardiovasculares mayores, 163 de enfermedades coronarias mayores y 648 muertes por enfermedad cardiovascular. En promedio, los participantes consumían 7.5 porciones por día de comida ultraprocesada en el inicio del estudio. Después de un análisis estadístico con modelos multivariables ajustados, fue encontrado que para cada porción adicional diaria de esos alimentos había un aumento de 7% de riesgo de desenvolver una enfermedad cardiovascular mayor, 9% de desarrollar una enfermedad coronaria mayor y 9% de morir por enfermedad cardiovascular. Entiéndase porción como, por ejemplo, una lata de refresco o una taza de cereales en el desayuno.

Ese estudio tiene gran importancia porque, a pesar del tiempo que se discute la dieta y enfermedad cardiovascular, e incluso con todas las limitaciones conocidas de estudios observacionales (basado en cuestionarios, y con potenciales factores de confusión residual), es un estudio de largo seguimiento, con resultados duros, y aporta cifras palpables y objetivas, confirmando una vez mas los daños asociados a las dietas de alimentos ultraprocesados. Además, si tenemos en cuenta que 58% de la energía que contiene la dieta de un americano viene de alimentos ultraprocesados, se puede imaginar la importancia de medidas públicas para incentivar y facilitar el consumo de una dieta más saludable, e imponer mas restricciones a los alimentos ultraprocesados, con importante impacto en la reducción de la morbimortalidad de la población.

1- Ultra-Processed Foods and Incident Cardiovascular Disease in the Framingham Offspring Study

Filippa Juul , Georgeta Vaidean , Yong Lin , Andrea L. Deierlein , and Niyati Parekh

J Am Coll Cardiol. 2021 Mar, 77 (12) 1520–1531

Curso Cardiopapers

Banner Atheneu

Deixe um comentário

Sobre o autor

Carlos Frederico Costa Lopes

Deja un comentario

Séa socio CardioPapers, conozca los paquetes de anuncios y divulgación en nuestro MídiaKit

Anunciar en el sitio

A %d blogueros les gusta esto: