Miscelânia Sin categorizar

Dispepsia: vea las nuevas recomendaciones de la directiva de ACG

Fernando Figuinha
Escrito por Fernando Figuinha

Esta publicação também está disponível em: pt-brPortuguês esEspañol

En una directriz reciente del American College of Gastroenterology (ACG) y de la Canadian Association of Gastroenterología (CAG), la dispepsia se definió como la presencia de dolor epigástrico que no cumple criterios para el reflujo / DRGE (quemazón / pirosis con irradiación retroesternal), pudiendo ser asociada o no a síntomas inespecíficos del tracto gastrointestinal.

Los más comunes son:

  • saciedad precoz;
  • plenitud post prandial;
  • náuseas;
  • vómitos o;
  • pirosis epigástrica.

Cuando hay dispepsia en ausencia de lesiones significativas en la endoscopia, el cuadro se llama dispepsia funcional.

Enfoque diagnóstico al paciente con dispepsia:

Por la nueva directriz, los pacientes con menos de 60 años no necesitan de endoscopia, incluso en presencia de señales de alarma. Los autores sólo hacen excepción si hay pérdida de peso muy expresiva y / o disfagia progresiva. Ratifico aquí la opinión de otros autores, como George F Longstreth y Brian E Lacy, en los que la EDA está indicada sí en la presencia de los siguientes síntomas / señales de alarma:

  • Pérdida ponderal> 5% en 6-12 meses
  • Hemorragia digestiva
  • Disfagia progresiva y / o odinofagia
  • Anemia ferropenica inexplicada
  • Vómitos persistentes
  • Masa o linfoanedomegalia palpable
  • Historia familiar de cáncer gástrico

En el caso de la endoscopia demostrar una enfermedad estructural, como úlcera, el tratamiento debe seguir directrices específicas. Por otro lado, en la mayoría de los casos la EDA es normal y el paciente se encuadrar como «dispepsia funcional». ¿Qué hacer en estos casos?

* La directriz no recomienda el uso de dosis dobladas de IBP (por ejemplo: omeprazol 40 mg) si hay síntomas persistentes, a diferencia de la ERGE, donde el IBP debe ser utilizado en altas dosis. El tiempo de tratamiento en la dispepsia funcional sería de 4 a 8 semanas de IBP. Si no hay respuesta clínica, se debe suspender la medicación y otras opciones, intentadas. Por otro lado, en los pacientes respondedores, se debe siempre hacer intentos de suspender el IBP cada 6 a 12 meses.
** Si el diagnóstico es dispepsia funcional, los autores recomiendan intentar el tricíclico antes del pro-cinético. Por otro lado, entendemos que el pro-cinético, especialmente la domperidona, presenta buen perfil de seguridad vs eficacia y por eso sería una opción anterior al tricíclico.

Además, en el paciente con náuseas y vómitos prominentes, considere una prueba de motilidad esofágica, principalmente si diabético, para diagnóstico de gastroparesia, entidad cuyo tratamiento depende de pro-cinéticos y cambios alimentarios.

Texto del sitio Pubmed publicado en sociedad con Cardiopapers.

Autor:

Ronaldo Gismondi

Doctor en Medicina por la UERJ

Cardiólogo del Niterói D’Or

Profesor de Medicina Interna de la Universidad Federal Fluminense

Referencias:

Am J Gastroenterol. 2017 Jul. 112 (7): 988-1013. : 10.1038 / ajg.2017.154. Epub 2017 Jun 20.

Curso Questões Cardiopapers

Banner Atheneu

Deixe um comentário

Sobre o autor

Fernando Figuinha

Fernando Figuinha

Especialista em Cardiologia pelo InCor/ FMUSP
Médico cardiologista do Hospital Miguel Soeiro - Unimed Sorocaba.
Presidente - SOCESP Regional Sorocaba.

Deja un comentario

Séa socio CardioPapers, conozca los paquetes de anuncios y divulgación en nuestro MídiaKit

Anunciar en el sitio

A %d blogueros les gusta esto: