Arritmia

¿Puede el omega 3 aumentar el riesgo de fibrilación auricular?

Escrito por Pedro Veronese

Esta publicação também está disponível em: Português Español

Ciertamente, el paciente ya le ha preguntado al médico que trabaja en el consultorio sobre el uso de  omega 3. Cuando encendemos la televisión nos encontramos con numerosos anuncios que ensalzan los beneficios de uso de este suplemento. Para que se hagan una idea, solo en 2019, el mercado mundial de omega 3  movió alrededor de 4,1 billones de dólares. Dadas estas cifras, es fácil comprender la presión del mercado por el consumo de esta sustancia. Pero, ¿Puede el omega 3 aumentar el riesgo de fibrilación auricular?

En los últimos 2 años, 4 estudios aleatorizados han mostrado datos sobre el consumo de omega 3 y el riesgo de fibrilación auricular (FA):

  1. El estudio  STRENGTH asignó al azar a 13.078 pacientes con alto riesgo cardiovascular, que recibieron 4.0 g / día de omega 3 (combinación de ácido eicosapentaenoico – EPA y ácido docosahexaenoico – DHA) versus aceite de maíz al grupo de placebo. Además de no tener protección cardiovascular, hubo un aumento de FA en el grupo de intervención (2,2% vs 1,3%; HR 1,69; IC 95%, 1,29-2,21; P <0,001).
  2. El estudio Reduce-IT asignó al azar a 8.179 participantes para que recibieran dosis altas de omega 3 (4,0 g / día de EPA purificado) frente a placebo. Hubo una reducción relativa del 25% en el resultado cardiovascular primario, pero con un aumento de la FA en el grupo de intervención (5,3% frente a 3,9%; P = 0,003). Es importante resaltar que estos participantes recibieron una formulación de omega 3 purificada, que no se suele encontrar en Brasil.
  3. El ensayo OMEMI asignó al azar a 1.027 pacientes ancianos con un infarto previo para recibir 1.8 g / día de omega 3 (combinación de EPA + DHA) versus placebo. No hubo diferencia entre los grupos con respecto al resultado cardiovascular primario, pero hubo un aumento, que no fue estadísticamente significativo, de FA en el grupo de intervención (7,2% frente a 4,0%; HR 1,84; IC del 95%, 0,98 -3,45; p = 0,06 ).
  4. Y finalmente, un estudio reciente publicado en 2021, VITAL Rhythm Study, aleatorizó a 25.099 participantes para recibir 840 mg / día (combinación de EPA + DHA) frente a placebo. No hubo diferencias en la FA entre los grupos (7,2 frente a 6,6 por 1000 personas-año; HR 1,09; IC del 95%, 0,96-1,24; P = 0,19).

Al evaluar los 4 estudios juntos, los datos sugieren, pero no prueban, que puede haber un riesgo de FA relacionado con la dosis con el consumo de omega 3. En dosis altas (4.0 g / día) hubo un aumento estadísticamente significativo en el riesgo de FA. Con dosis intermedias (1,8 g / día) hubo un aumento de FA, pero sin significancia estadística. Y con dosis más bajas (840 mg / día) no hubo mayor riesgo.

Por lo tanto, los pacientes que usan altas dosis de omega 3 deben ser informados del posible riesgo de FA y monitoreados de cerca para detectar esta arritmia de manera temprana.

  1. ReportLinker. Omega-3 Market by Type, Application, Source and Region—Global Forecasts to 2025. Published December 2019. Accessed February 18, 2021. https://www.reportlinker.com/p03670113/Omega-3-PUFA-Market-by-Type-Application-Source-Sub-source-Region-Global-Forecasts-to.html?utm_source=PRN
  2. Albert CM, Cook NR, Pester J, et al.  Effect of marine omega-3 fatty acid and vitamin D supplementation on incident atrial fibrillation: a randomized clinical trial.JAMA. Published March 16, 2021. doi:10.1001/jama.2021.1489
  3. Nicholls SJ, Lincoff AM, Garcia M, et al.  Effect of high-dose omega-3 fatty acids vs corn oil on major adverse cardiovascular events in patients at high cardiovascular risk: the STRENGTH randomized clinical trial. JAMA. 2020;324(22):2268-2280. doi:10.1001/jama.2020.22258
  4. Bhatt DL, Steg PG, Miller M, et al; REDUCE-IT Investigators.  Cardiovascular risk reduction with icosapent ethyl for hypertriglyceridemia. N Engl J Med. 2019;380(1):11-22. doi:10.1056/NEJMoa1812792
  5. Kalstad AA, Myhre PL, Laake K, et al; OMEMI Investigators.  Effects of n-3 fatty acid supplementation in elderly patients after myocardial infarction: a randomized, controlled trial. Circulation. 2021;143(6):528-539. doi:10.1161/CIRCULATIONAHA.120.052209

Curso Cardiopapers

Banner Atheneu

Deixe um comentário

Sobre o autor

Pedro Veronese

Médico Especialista em Clínica Médica pela Santa Casa de Misericórdia de São Paulo.
Médico Especialista em Cardiologia pela Sociedade Brasileira de Cardiologia - SBC.
Médico Especialista em Arritmia Clínica e Eletrofisiologia pela Sociedade Brasileira de Arritmias Cardíacas - SOBRAC.
Médico do Centro de Arritmias Cardíacas do Hospital Alemão Oswaldo Cruz.
Doutor em Cardiologia pelo InCor - FMUSP.
Preceptor da Residência de Clínica Médica do Hospital Estadual de Sapopemba e Hospital Estadual Vila Alpina.
Médico Chefe de Plantão do Pronto Socorro Central da Santa Casa de São Paulo.
Professor da Faculdade de Ciências Médicas da Santa Casa de São Paulo.
Professor da Faculdade de Medicina UNINOVE.

Deja un comentario

Séa socio CardioPapers, conozca los paquetes de anuncios y divulgación en nuestro MídiaKit

Anunciar en el sitio

 

A %d blogueros les gusta esto: