Miscelânia

¿Que medicamentos podemos usar para el tratamiento de la claudicación intermintente?

Eduardo Sansolo
Escrito por Eduardo Sansolo

Esta publicação também está disponível em: pt-brPortuguês esEspañol

El tratamiento farmacológico de la claudicación intermitente (CI) ha sido objeto de estudio por 30 años. En la actualidad sólo dos drogas (pentoxifilina y cilostazol) tienen registro de la FDA, CE Mark y ANVISA para el tratamiento de la CI. A continuación discurriremos brevemente sobre estas medicaciones.

Pentoxifilina

En 1984, la pentoxifilina se convirtió en la primera droga aprobada por la FDA para el tratamiento de la claudicación intermitente. Esta pertenece a la clase de las metilxantinas y actúa aumentando la oferta de oxígeno para la musculatura de los miembros inferiores debido al efecto reolítico, que consiste en aumentar la flexibilidad y deformabilidad de los hematíes y reducir la viscosidad sanguínea. Además, la pentoxifilina inhibe la agregación plaquetaria y aumenta los niveles de fibrinógeno. Los primeros estudios con esta droga fueron prometedores y demostraron aumentos del 12% en la distancia máxima de deambulación en estera ergométrica.

Estudios posteriores multicéntricos, aleatorizados, evidenciaron aumentos discretos en las distancias de deambulación comparados con los controles. Estos aumentos parecen ser más significativos estadísticamente que clínicamente. En la práctica clínica, algunos pacientes experimentan un aumento significativo de la distancia de claudicación y mejora de los síntomas, pero otros no presentan mejoría y es imposible predecir cuáles se beneficiarán sin una prueba terapéutica.

La pentoxifilina es bien tolerada por los pacientes, segura y relativamente de bajo costo, lo que favorece su uso, a pesar del impacto clínico discreto. Debe ser administrada desde 400 mg vía oral 3x / día hasta la dosis máxima de 1800mg / día. Su principal efecto secundario es el aumento de la presión arterial, entonces los pacientes en uso reciente deben ser controlados con más atención.

Cilostazol

El cilostazol recibió las certificaciones FDA y ANVISA en 1999 para el tratamiento de la CI. Consiste en un inhibidor de la fosfodiesterasa 3 y actúa aumentando el AMP cíclico. Estos mecanismos resultan en una variedad de efectos fisiológicos tales como: inhibición de la proliferación de células musculares lisas y de la agregación plaquetaria, reducción de los triglicéridos y aumento del HDL. Hay evidencia, también, que el cilostazol modula la síntesis del factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF), potecialmente estimulando la angiogénesis en pacientes con Enfermedad Arterial Obstructiva Periférica. A pesar del mecanismo específico que el cilostazol actúa en la claudicación intermitente es desconocido, es probable que sea una combinación de estos efectos.

Varios estudios desde metanálisis a doble ciego han confirmado la eficacia del cilostazol. Los resultados evidenciaron un aumento medio de la distancia máxima de claudicación en un 50%, incluso siendo superior en comparación con la pentoxifilina.

El cilostazol tiene un perfil de efectos colaterales no tan despreciables, siendo los principales cefalea y epigastralgia en hasta el 10% de los pacientes.

CONSEJO:

  • Cilostazol está contraindicado en pacientes con insuficiencia cardíaca descompensada.

Puede tener sus niveles plasmáticos aumentados si se administran junto con otros medicamentos metabolizados por la vía del citocromo P-450.

Estos efectos secundarios se pueden minimizar si la dosis se aumenta gradualmente comenzando con 50 mg / día durante 1 semana, aumentando a 50mg 2x / día hasta la dosis ideal de 100mg 2x / día en la tercera semana.

 

Referencias bibliográficas:

Samlaska CP, Winfield EA. Pentoxifylline. J Am Acad Dermatol. 1994;30:604-621.

Porter JM, Cutler BS, Lee BY, et al. Pentoxifylline efficacy in the treatment of intermittent claudication: multicenter controlled double-blind trial with objective assessment of chronic occlusive arterial disease patients. Am Heart J. 1982;104:66-72.

Dawson DL, Cutler BS, Hiatt WR, et al. A comparison of cilostazol and pentoxifylline for treating intermittent claudication. Am J Med. 2000;109:523-530.

Hood SC, Moher D, Barber GG. Management of intermittent claudication with pentoxifylline: meta-analysis of randomized controlled trials. CMAJ. 1996; 155:1053-1059.

Barnett AH, Bradbury AW, Brittenden J, et al. The role of cilostazol in the treatment of intermittent claudication. Curr Med Res Opin. 2004;20:1661-1670.

Regensteiner J, Ware JJ, McCarthy W, et al. Effect of cilostazol on treadmill walking, community-based walking ability and health-related quality of life in patients with intermittent claudication due to peripheral arterial disease: meta-analysis of six randomized controlled trials. J Am Geriatr Soc. 2002; 50:1939-1946

 

 

 

 

 

 

Curso Questões Cardiopapers

Banner Atheneu

Deixe um comentário

Sobre o autor

Eduardo Sansolo

Eduardo Sansolo

Deja un comentario

Séa socio CardioPapers, conozca los paquetes de anuncios y divulgación en nuestro MídiaKit

Anunciar en el sitio

A %d blogueros les gusta esto: