Miscelânia

Uso abusivo de los Benzodiazepinas: cómo reducir?

Eduardo Lapa
Escrito por Eduardo Lapa

Esta publicação também está disponível em: Português Español

El aumento del tratamiento de trastornos de ansiedad e insomnio está asociado al uso abusivo de benzodiazepinas (BZP). Los medicamentos utilizados debido a sus propiedades ansiolíticas, sedantes e hipnóticas ya pesar del comprobado beneficio para el manejo de desórdenes convulsivos y trastornos de ansiedad, el uso de los BZP por más de 06 semanas no presenta beneficios, y aumenta el riesgo de efectos adversos y dependencia.

Los eventos adversos comunes asociados a los BZP son: somnolencia, letargo, fatiga y efectos de resaca. Dichos fármacos pueden afectar la capacidad de conducir, lo que aumenta el riesgo de accidentes de tráfico y caídas y fracturas . La asociación del uso crónico de los BZP con atrofia cerebral y demencia sigue siendo controvertida.

Actualmente se está reconociendo el beneficio en la retirada de los BZP, principalmente en la salud de los ancianos. Pero la dificultad en la retirada de estos medicamentos en los usuarios crónicos es un desafío.

La evidencia actual, aunque los resultados contradictorios muestran que el uso combinado de técnicas de venta con receta (profesionales de la salud), esquemas de reducción gradual de la dosis y la terapia cognitiva conductual pueden tener beneficios en el tratamiento de la dependencia de esta clase de fármacos.

La retirada en los usuarios crónicos debe ser gradual, incluso si baja dosis, en un período de 4 a 8 semanas, recomendándose reducción del 50% de la dosis cada semana. La retirada abrupta puede asociarse con síntomas de abstinencia, crisis de ansiedad, pánico, psicosis y convulsiones.

Concomitante al destete de los BZP, desórdenes psiquiátricos como ansiedad o depresión deben ser reconocidas y tratadas, pudiéndose utilizar antidepresivos inhibidores de la recaptación de la serotonina.

En los casos de desórdenes crónicos del sueño se recomiendan medidas de higiene del sueño como dormir y despertar en los mismos horarios, evitar agentes estimulantes y alimentos antes de dormir. En los casos refractarios, que puede ser utilizado antidepresivos tales como trazodona, mirtazapina o dopexina que debido acción antihistamínico / anticolinérgico, tienen menos potencial para el abuso.

Diferentes medicamentos han sido probados como intervención farmacológica para retirada / sustitución de los BZP, pero no existe tratamiento específico. Los informes de buenos resultados con melatonina y traodona se describen en la población de ancianos.

El uso de la terapia cognitivo-conductual parece ser positivo, los trabajos son poco concluyentes, pero la psicoterapia asociada a la abstinencia supervisada mostró beneficio en el seguimiento de los 3 meses.

Se hace importante mantener al paciente bien informado de los posibles perjuicios del uso crónico, ofrecer medidas de soporte y reevaluación constante de la real necesidad de prescripción de los BZP.

Texto enviado por el Dr. Valkércio Feitosa, especialista en Medicina Interna por el HC-UFPE; residente de nefrología por el HC-FMUSP.

Referencias.

1- Soyka, Michael. «El tratamiento de la dependencia de las benzodiazepinas.»  The New England Journal of Medicine  376.12 (2017): 1147-1157.

2-Aguiluz, J., et al. «Cómo tratar con el tratamiento con benzodiazepina dependencia en el cuidado de la atención primaria? Estrategias para la retirada».  Medwave  18.1 (2018): e7159-e7159.

 

Curso Questões Cardiopapers

Banner Atheneu

Deixe um comentário

Sobre o autor

Eduardo Lapa

Eduardo Lapa

Editor-chefe do site Cardiopapers
Especialista em Cardiologia e Ecocardiografia pela SBC

Deja un comentario

Séa socio CardioPapers, conozca los paquetes de anuncios y divulgación en nuestro MídiaKit

Anunciar en el sitio

A %d blogueros les gusta esto: