Coronariopatía Manchetes de la Semana Miscelânia Prevenção Terapia Intensiva Cardiológica

¿Infección puede aumentar el riesgo de infarto agudo de miocardio?

Thiago Midlej
Escrito por Thiago Midlej

Esta publicação também está disponível em: pt-brPortuguês esEspañol

Un trabajo reciente publicado en el NEJM trajo una revisión interesante y elucida sobre infecciones y aumento en el riesgo de infarto de miocardio. infecciones de la gripe, neumonía y la bronquitis, por ejemplo, se asocian con mayor tasa de infarto de miocardio . Algunos estudios muestran riesgo de 7% a 8% entre pacientes hospitalizados por neumonía por neumococo.

La asociación entre infección aguda y aumento del riesgo de infarto de miocardio persiste más allá del período después de la infección, pudiendo durar meses o hasta años, dependiendo de la gravedad de la infección. Este riesgo parece ser más elevado cuando la infección es más grave.

Pero, ¿cómo exactamente una infección puede desencadenar un infarto? Existen algunas teorías:

  1. El IAM tipo 1 se define como isquemia miocardica por la oclusión coronaria causada por ruptura de la placa o trombosis. La placa aterosclerótica contiene células inflamatorias y la infección, la activación de IL-1, IL 6, IL 8 y TNF pueden activar estas células, contribuyendo a la desestabilización de la placa . Los factores protrombóticos y procoagulantes están asociados a infecciones agudas y pueden aumentar el riesgo de trombosis coronaria.
  2. El IAM tipo 2 ocurre cuando la demanda metabólica de los miocitos excede la capacidad de sangre de suplir esas células de oxígeno. La inflamación y la fiebre aumentan las necesidades metabólicas de los tejidos, aumentando la FC, reduciendo el tiempo de la diástole y consecuentemente el tiempo de llenado coronario. En las neumonías, por ejemplo, el nivel de O2 sanguíneo puede estar más bajo debido a defectos en la ventilación -perfusión limitando la oxigenación del miocardio.
  3. Otros mecanismos evidenciados en experimentos son por la vacuolización y la pérdida de miocitos, elevando la troponina, causando arritmias y alteraciones electrocardiográficas.

¿Y la vacunación, puede ayudar? Según el estudio, un metanálisis de 5 ensayos mostró una reducción del 36% de eventos cardiovasculares en adultos que recibieron vacuna para la gripe en relación a los que no recibieron. Otro meta-análisis mostró una reducción del 17% en el riesgo de infarto de miocardio en los que tomaron la vacuna para el neumococo .

El autor recomienda que, en pacientes con infección aguda y con indicación clínica para uso de AAS y estatina, esas medicaciones deban ser mantenidas en la vigencia del tratamiento o incluso, iniciadas, si no hay contraindicación, pero todavía no hay datos suficientes para recomendar el uso de la estatina y antiinflamatorios en todos los pacientes con infección aguda.

Referencia: Acute Infection and Myocardial Infarction.  Daniel M. Musher, M.D., Michael S. Abers, M.D., and Vicente F. Corrales-Medina, M.D. NEJM,  2019;380:171-6.

 

Curso Preparatório

Banner Atheneu

Deixe um comentário

Sobre o autor

Thiago Midlej

Thiago Midlej

Especialista em Cardiologia pela Sociedade Brasileira de Cardiologia​ e pelo Instituto do Coração da Faculdade de Medicina de São Paulo - I​NCOR​​.
Pós graduando da Unidade de Hipertensão do​​ I​NCOR​
Médico plantonista da Unidade Clínica de Emergência do INCOR
​​Cardiologista do Hospital Alemão Oswaldo Cruz

Deja un comentario

Séa socio CardioPapers, conozca los paquetes de anuncios y divulgación en nuestro MídiaKit

Anunciar en el sitio
A %d blogueros les gusta esto: