Bulário

Como yo uso la furosemida

Escrito por Fernando Figuinha

Esta publicação também está disponível em: Português Español

La furosemida es un diurético de asa que produce un potente efecto diurético, de acción rápida y de corta duración. Bloquea el sistema cotransportador Na + K + 2Cl- ubicado en la membrana celular luminal de la porción ascendente del asa de Henle. Inhibe la reabsorción de cloruro de sodio, lo que conduce a un aumento de la excreción urinaria debido al gradiente osmótico. Además, también aumenta la secreción tubular distal de potasio y la excreción de iones de calcio y magnesio.

En la insuficiencia cardíaca, además del efecto diurético, promueve una reducción aguda de la precarga (mediante la dilatación de la capacidad venosa – acción mediada por prostaglandinas – requiere una función renal adecuada), además de reducir la reactividad vascular de las catecolaminas.

Tiene acción antihipertensiva al aumentar la excreción de sodio, reducir el volumen sanguíneo y reducir la respuesta del músculo liso vascular a la estimulación vasoconstrictora.

El efecto diurético comienza a los 15 minutos de la administración intravenosa y dura 3 horas a partir de entonces; y dentro de 1 hora después de la administración oral, con una duración de 3 a 6 horas en sujetos sanos.

La principal forma de eliminación es a través de la orina, a través de la secreción en el túbulo proximal. En pacientes con insuficiencia renal, la eliminación puede retrasarse y pueden pasar hasta 24 horas para finalizar el efecto. Los pacientes con insuficiencia hepática también tienen una vida media aumentada del fármaco.

INDICACIONES

Edema debido a enfermedad cardíaca, enfermedad hepática (ascitis), enfermedad renal (síndrome nefrótico).

También en el contexto de insuficiencia cardíaca aguda, en pacientes con congestión pulmonar grave.

Además, se puede utilizar en crisis hipertensivas, asociadas a otros medicamentos.

DOSIS

Podemos comenzar con una dosis de 20 a 40 mg IV (1 a 2 ampollas) y evaluar la respuesta, aumentando según sea necesario. En el escenario de edema agudo de pulmón, podemos comenzar con 2 viales IV, repitiendo 2 viales más después de 20 minutos si es necesario. La dosis máxima es de 100 a 300 mg por día durante las primeras 24 horas.

Con el uso crónico, como en pacientes con insuficiencia cardíaca, podemos tener una hipertrofia de las células del túbulo distal, que luego absorberían una mayor cantidad de sodio. Por tanto, en estos casos, podemos asociar hidroclorotiazida para conseguir un efecto más intenso del medicamento.

CONTRAINDICACIONES

No debemos utilizar si: insuficiencia renal con anuria, pre-coma o coma asociado a encefalopatía hepática, hipopotasemia o hiponatremia severa, hipovolemia o deshidratación e hipersensibilidad a la medicación.

Siempre es importante controlar los niveles de creatinina, sodio y potasio de estos pacientes.

En el embarazo, es de categoría de riesgo C y no debe usarse a menos que sea muy necesario. Durante la lactancia, pasa a la leche materna e inhibe la lactancia. Es recomendable dejar de amamantar en estos casos.

EFECTOS COLATERALES

Es muy común encontrar alteraciones electrolíticas en estos pacientes. Podemos ver deshidratación e hipovolemia, especialmente en los ancianos. Es posible que tengamos hiponatremia, hipocloremia, hipopotasemia, además de un aumento de los niveles de colesterol y ácido úrico. También puede observar hemoconcentración.

Curso Cardiopapers

Banner Atheneu

Deixe um comentário

Sobre o autor

Fernando Figuinha

Especialista em Cardiologia pelo InCor/ FMUSP
Médico cardiologista do Hospital Miguel Soeiro - Unimed Sorocaba.
Presidente - SOCESP Regional Sorocaba.

Deja un comentario

Séa socio CardioPapers, conozca los paquetes de anuncios y divulgación en nuestro MídiaKit

Anunciar en el sitio

 

A %d blogueros les gusta esto: