Insuficiência Cardíaca

¿Puedo suspender la furosemida de mi paciente con insuficiencia cardíaca estable?

Esta publicação também está disponível em: Português Español

Los diuréticos son una clase de medicamentos de gran importancia en la insuficiencia cardíaca (IC), especialmente en casos agudos debido al potencial para aliviar los síntomas. Sin embargo, los diuréticos de asa no tienen impacto en el pronóstico de la enfermedad cardíaca y pueden causar algunos efectos nocivos. Un estudio brasileño, el ensayo ReBIC-1, evaluó la seguridad y la tolerabilidad de la abstinencia de furosemida en pacientes ambulatorios con insuficiencia cardíaca.

El estudio incluyó pacientes adultos con insuficiencia cardíaca, clase funcional I o II de la New York Heart Association (NYHA), fracción de eyección del ventrículo izquierdo (FEVI) <45%, ninguna hospitalización o búsqueda de atención por emergencia en los últimos 6 meses, dosis estable de furosemida durante al menos 6 meses y tratamiento óptimo para la insuficiencia cardíaca. Los participantes fueron asignados al azar a intervención (retirada de furosemida) y control (mantenimiento de furosemida). Después de la randomización, los participantes recibieron 2 tabletas idénticas (ciegas para pacientes e investigadores): tabletas de 8 am y 2 pm y seguidas durante 90 días.

El resultado final primario fue una autoevaluación de la disnea usando una escala visual y la proporción de pacientes que consiguieron quedar sin diuréticos de asa durante 90 días. Los resultados secundarios se relacionaron con los resultados de IC (hospitalización y búsqueda de emergencia, muerte por IC), cambios en NT-proBNP, prueba de caminata de 6 minutos, cambios en el aumento de peso y función renal a los 90 días.

188 pacientes fueron incluidos en 11 centros en Brasil (95 de intervención y 93 de control). No hubo diferencias entre los dos grupos en el resultado primario. No hubo diferencias en los resultados secundarios entre los grupos.

«Pero los pacientes en el grupo donde se retiró la furosemida a menudo deben haber necesitado un retorno del diurético, ¿verdad?»

La verdad no. En el 24,7% de los pacientes en el grupo sin furosemida, la medicación tuvo que tomarse en algún momento. En el grupo que persistió con el diurético, el 16.3% de los casos requirieron dosis adicionales del diurético.

El estudio ReBIC-1 demostró que en pacientes con insuficiencia cardíaca estable, la abstinencia de furosemida no cambió la autopercepción de la disnea y no se asoció con un aumento del retorno diurético. En general, ambos grupos tuvieron un buen pronóstico a corto plazo sin aumentos significativos en las hospitalizaciones y la muerte. La interrupción de la furosemida puede ser una estrategia segura en un grupo selecto de pacientes ambulatorios con síntomas estables de insuficiencia cardíaca, síntomas mínimos o pocos de congestión, FEVI reducida, tratamiento farmacológico óptimo y seguimiento cercano.

 

Referencia

Luis E Rohde, Marciane M Rover, Jose A Figueiredo Neto, Luiz C Danzmann, Eduardo G Bertoldi, Marcus V Simões, Odilson M Silvestre, Antonio L P Ribeiro, Lidia Zytynski Moura, Luis Beck-da-Silva, Debora Prado, Roberto T Sant’Anna, Leonardo H Bridi, André Zimerman, Priscila Raupp da Rosa, Andréia Biolo, Short- term diuretic withdrawal in stable outpatients with mild heart failure and no fluid retention receiving optimal therapy: a double-blind, multicentre, randomized trial, European Heart Journal, Volume 40, Issue 44, 21 November 2019, Pages 3605–3612, https://doi.org/10.1093/eurheartj/ehz554

 

Curso Cardiopapers

Banner Atheneu

Deixe um comentário

Sobre o autor

Luis Miguel Guerrero Cepeda

Luis Miguel Guerrero Cepeda

Deja un comentario

Séa socio CardioPapers, conozca los paquetes de anuncios y divulgación en nuestro MídiaKit

Anunciar en el sitio
A %d blogueros les gusta esto: